4 ideas infalibles para ahorrar en tu oficina

ahorro en tu oficina

¿Estás buscando ahorrar en tu oficina?

Muchas veces existen fugas de dinero en nuestra oficina. Incluso desde nuestro rol de consumidores existen las fugas de dinero.

Te sorprenderá saber cuánto dinero puedes empezar a ahorrar aplicando estas ideas que te compartimos para que ahorres dinero en tu oficina.

  1. Automatiza pagos:

Los bancos no perdonan y tú lo sabes. Si te pasaste un minuto, te penalizarán. Y existen muchos gastos de penalizaciones e interese por mora que cobran los bancos a las personas.

La cantidad de cosas a las que nos ocupamos en la oficina puede habernos hecho pagar penalidades por olvidarnos de pagar dentro del plazo y este es un dinero que no retorna.

Así que configura una tarjeta de débito para realizar pagos automáticos no sólo de bancos sino de servicios básicos en tu oficina, de esta ,manera no sólo te ahorras costos por si te olvidas, sino que te ahorras tiempo de hacer estas gestiones.

Consulta con tu banco y proveedores de servicio si tienen estas alternativas.

2. Costo de traslado

Esto es algo que quizá no aplique para todos, ya que requiere tu disponibilidad y hasta de que no tengas familia.

Es sencillo.

Múdate cerca de tu oficina.

Demás está decir que el traslado diario es un dinero que se va y no regresa.

Si vives cerca de tu oficina, no sólo te hará más ahorrativo sino más productivo.

Piénsalo.

Llegas siempre temprano, y llegas a tu casa muy rápido para descansar.

De hecho, solemos gastar más cuando vamos retrasados así, que es una gran idea.

3. Lleva tu comida.

Almorzar afuera, es carísimo. Y si es todos los días, sólo agarra una calculadora y siéntate para que no te caigas.

Si hay algo que es costoso es el alimento. Pero si te llevas, utilizando quizá la sala de descanso de tu empresa, verás que buen dinero te ahorrarás.

4. Compras de impulso.

Esto es algo que seduce a todos los oficinistas. Están navegando por internet, encuentran algo y empiezan a comprar una cosa u otra.

Si esto no es algo que ocurra en tu oficina, perfecto.

Pero esto suele ocurrir en ese agradable y amigable ambiente de trabajo donde todos empiezan a comentar, ¿Viste ese nuevo Smartphone?

Así que ten cuidado con las compras impulsivas de oficina y aléjate de la tentación.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *